La importancia de la consulta prequirúrgica

La importancia de la consulta prequirúrgica

Por Doctor Alejandro Iglesias

 Los objetivos de la consulta prequirúrgica consisten en evaluar el estado clínico del paciente; realizar recomendaciones concernientes a la evaluación, manejo y riesgo de los problemas médicos en el periodo perioperatorio. Se busca proveer un completo perfil del riesgo clínico que pueda ser utilizado por el paciente, el médico de cabecera, el anestesiólogo y el cirujano para tomar decisiones de tratamiento que influyan en los resultados en el corto y largo plazo, a fin de reducir la morbimortalidad vinculada con la operación.

La consulta prequirúrgica debe identificar las pruebas diagnósticas y las estrategias de tratamiento que optimicen el cuidado del paciente, evitando estudios innecesarios.

Idealmente el paciente debe ser evaluado varias semanas antes del procedimiento. Este tiempo permite anticipar las intervenciones y evita demorar innecesariamente la intervención quirúrgica.
En la consulta prequirúrgica deben evaluarse cuidadosamente los antecedentes del paciente, considerando los motivos de la operación, los antecedentes quirúrgicos y las experiencias anestésicas previas.

La medicación que recibe el paciente debe ser detallada, incluyendo también los medicamentos de venta libre. Algunos medicamentos pueden necesitar ser ajustados en el perioperatorio. Los antiinflamatorios no esteroides deben ser suspendidos una semana antes del procedimiento para evitar riesgos de sangrado.

Los estudios comúnmente solicitados son:

  • Radiografía de tórax: solicitada cuando se considera que será esencial obtener una radiografía en el postoperatorio y en el caso de pacientes con condiciones clínicas específicas.
  • Electrocardiograma: puede ser de utilidad en el manejo de pacientes con enfermedad cardiovascular conocida, signos o síntomas sugestivos de enfermedad cardiovascular o factores de riesgo significativos.
  • Estudios de laboratorio: dosaje de hemoglobina/hematocrito y estudios de coagulación son históricamente incluidos en la evaluación prequirúrgica rutinaria, además de otros solicitados de acuerdo a la evaluación clínica.
  • Evaluación cardiovascular: la complicación perioperatoria cardiovascular es la que más frecuentemente puede amenazar la vida del paciente o prolongar su estadía hospitalaria.

En definitiva, las pruebas diagnósticas para la evaluación preoperatoria colocan al diagnóstico médico en el centro de toma de las decisiones idóneas para el manejo perioperatorio del paciente quirúrgico adulto. Las pruebas de laboratorio y los exámenes complementarios deben ser un fiel reflejo de lo que busca específicamente el médico frente a cada paciente para llegar al diagnóstico y realizar el tratamiento.

Referencias:

  • Subsecretaría de Servicios de Salud de CABA. Resolución SS N° 1562/002 (BOCABA 1624 Publ. 06/02/2003)
  • Asociación de Analgesia, Anestesia y Reanimación de Buenos Aires
  • Asociación Argentina de Cirugía
  • Asociación Argentina de Medicina Familiar
  • Sociedad Argentina de Cardiología

No se admiten más comentarios